• Noticias
  • Agenda


“Ikusi nuenian zure bekokia” exposición de ANA ARSUAGA

';

BUSQUEDA

NOTICIAS

El vertido de lodo tóxico de Hungría se ha cobrado ya siete muertos. Viernes 8 de Octubre

La muerte de tres de los afectados por el vertido tóxico en el oeste de Hungría, eleva ya a siete el número los fallecidos por la rotura de la represa de acumulación de residuos de una planta de aluminio, el lunes pasado.

La agencia de noticias MTI, que cita fuentes de Protección Civil, informó hoy de la muerte de un hombre de 81 años a causa de las complicaciones sufridas por el contacto con esa sustancia en el hospital de Veszprem. Poco después los equipos de rescate encontraron en el lodo el cuerpo de uno de los tres desaparecidos. El hallazgo del cadáver de un hombre ha sido confirmado a Efe por Tibor Dobson, el responsable gubernamental para coordinar las tareas de descontaminación, precisando que aún se buscan a los dos desaparecidos restantes.

El fallecido era vecino de Kolontár, el pueblo más afectado por el siniestro, y fue arrastrado por el torrente tóxico del pasado lunes alrededor de cinco kilómetros. Según el último recuento oficial, el número de heridos asciende ahora a 150 personas, que en su mayoría sufrieron quemaduras por la agresividad de la sustancia derramada. Además, hay al menos tres desaparecidos.

El cuerpo de la séptima víctima mortal fue hallado en las cercanías de la localidad de Devecser, cerca del sexto, según confirmó a Efe Györgyi Tüttös, portavoz de la Dirección de Catástr

El Gobierno húngaro anunció hoy que la cantidad derramada es inferior de lo estimado hasta ahora, y la sitúa en entre 600.000 y 700.000 metros cúbicos, una cantidad similar al vertido petrolero en el Golfo de México este verano. Hasta ahora, los cálculos oficiales daban una cantidad de hasta un millón de metros cúbicos de lodo tóxico.

El primer ministro de Hungría, Victor Orbán, junto a su homólogo búlgaro, Boiko Borisov, ha afirmado, que las autoridades de su país han logrado controlar la situación tras el vertido tóxico y que ya no existe peligro de que el “barro rojo” llegue al caudal del Danubio. Un helicóptero especial echará desde el aire yeso sobre el río Marcal, un afluente del Danubio, para neutralizar el barro que ha llegado hasta sus aguas.

El valor PH en el río Raba, que desemboca en el Danubio, es actualmente de 9, esto decir dentro de los límites tolerables, mientras que en el Danubio, a la altura de Komaron, esa medida de acidez se sitúa en 8, según datos de Protección Civil.

La Fundación Sociedad Abierta, del multimillonario estadounidense de origen húngaro George Soros, donará un millón de dólares para apoyar los trabajos de reconstrucción y descontaminación en la zona más afectada. “Hungría debe aplicar medidas preventivas para asegurar que algo así no suceda nunca más”, agregó el inversor, conocido también por su activa labor filantrópica.

La organización ecologista Greenpeace ha criticado al gobierno de Hungría, al que acusa de “ocultar el contenido tóxico del lodo a las víctimas y al público en general” tras detectar niveles “muy elevados” de algunos compuestos tóxicos en los lodos del vertido tóxico de una balsa de aluminio en el oeste del país, con altas concentraciones de arsénico y mercurio.

Concretamente, denuncia que la concentración de arsénico es “aproximadamente el doble de lo habitual” en este tipo de lodos, lo que provoca, según el químico de Greenpeace Herwig Schuster, un “riesgo adicional a largo plazo para los ecosistemas, por su presencia en el agua potable”.

Greenpeace recogió las muestras en Kolontar, un día después de la catástrofe, y las envió a la Agencia Federal de Medio Ambiente de Austria, en Viena y al laboratorio Balint, en Budapest. El resultado del análisis de la citada agencia federal detectó 110 mg/kg (miligramos por kilogramo o parte por millón (ppm) de arsénico, 1,3 mg/kg de mercurio y 660 mg/kg de cromo.

En este sentido, la organización señala que, teniendo en cuenta el volumen total de lodo vertido, se habrían liberado al medio ambiente “50 toneladas de arsénico”.

Vienes, 8 de Octubre de 2010.

Noticia extraida de www. elperiodico.com

Fotos extraidas de www.boston.com

Sin comentarios

Convocatorias. NEXT: presentaciones/aurkezpenak

El Centro Cultural Montehermoso Kulturunea, como espacio de producción, exhibición y difusión de arte y pensamiento contemporáneos, tiene entre sus objetivos hacer visibles las prácticas artísticas emergentes. En este sentido, el programa NEXT: presentaciones/aurkezpenak es una iniciativa para dar respuesta, junto con la Facultad de BBAA de la UPV-EHU, a las incógnitas artista, local y emergente.

Este proyecto bimestral se plantea como un espacio abierto en el que mostrar los trabajos desarrollados por artistas matriculados/matriculadas en la Universidad del País Vasco. La convocatoria está dirigida al alumnado del segundo ciclo formativo o los cursos de postgrado y doctorado en dicha universidad.

proiektuak aurkezteko epea urriaren 29ra arte zabalik
plazo de entrega de proyectos hasta el 29 de octubre

BASES 2011

FORMULARIO DE INSCRIPCIÓN

Sin comentarios

José Luis Brea, pensador generoso y rizomático

La lectura, ahora hace una semana, de Los últimos días, el que sería el penúltimo artículo de José Luis Brea, profesor titular de Estética y Teoría del Arte Contemporáneo en la Universidad Carlos III de Madrid, en la revista online por él creada ::salonKritik:: a más de uno nos causó una profunda inquietud y desasosiego. El artículo, ciertamente, no era ni un adiós ni un apunte autobiográfico, sino la reproducción íntegra del texto que sirvió de argumento teórico a la exposición del mismo nombre que Brea presentó en la aurática Sevilla de 1992, el Brea que en aquellos años lideraba el fin de la era del entusiasmo y la llegada de las “auras frías”.

Fue pionero al abordar la mutación de la cultura en la era electrónica

El artículo no era una despedida, pero su subliminalidad no dejaba resquicio a la duda. Todos los que conocíamos a José Luis sabíamos de su enfermedad, aunque no podíamos imaginar que estaba viviendo sus últimos días. Falleció el 2 de septiembre a los 53 años.

El artículo en cuestión se publicaba en la sección Pensamiento libre, sección que define la iluminadora y versátil aportación de Brea al discurso teórico y crítico de las últimas décadas: un pensamiento libre y rizomático que tanto informaba de ensayos de carácter académico como El tercer umbral. Estatuto de las prácticas artísticas en la era del capitalismo cultural (Premio Espaís a la Crítica de Arte, 2003) o su ya último libro, Las tres eras de la imagen: Imagen-materia, film, e-image (2010), como de ejercicios de literatura crítica, sea el caso de Las auras frías (finalista Anagrama de ensayo, 1990) o La era posmedia (2002).

A partir de filósofos de cabecera como Deleuze o Nietzsche, Brea se movía a gusto en las estructuras reticulares siempre en permanente fluir. Solo a partir de tales registros se pueden entender algunos de sus textos publicados en la revista por él dirigida Estudios Visuales (siete números desde 2003 hasta 2010), que supuso la llegada a nuestro país del pensamiento de los visual studies.

Brea creó un cuerpo de pensamiento interesado por la universalidad del conocimiento y las nuevas humanidades y por la intersección entre arte, ciencia y tecnología que, entre otras publicaciones, se plasmó en el texto Estudios Visuales. La epistemología de la visualidad en la era de la globalización (2005), iniciador de la colección que dirigía en la editorial Akal. Fue, asimismo, uno de los pioneros, tanto a través de la creación de websites de arte como aleph, de revistas como artes.zin, de proyectos como la exposición online La conquista de la ubicuidad (2003) o de textos como cultura_RAM (2007), en abordar la compleja mutación de la cultura en la era de la distribución electrónica.

En ningún momento de su trayectoria Brea fue un pensador acomodaticio al sistema y no ahorró penetrantes, casi heroicas, críticas a ciertas políticas museísticas e institucionales que lo convirtieron en un personaje incómodo y por las que fue objeto de incomprensiones e injustos olvidos. Pero, sobre todo, practicó aquello poco común en nuestra profesión: la generosidad… y no únicamente la de amigo a amigo, de colega a colega, sino la más difícil: la generosidad científica. Solo hay que consultar su página web (www.joseluisbrea.net) para constatar que todo o casi toda su obra está en software libre al alcance de un lector global.

Ana María Guash.

Sin comentarios

«...7891011...»
INSTAGRAM